Blogia
el planetario de la niña gusana

Fin de semana temático

Fin de semana temático

(Publico con una semana de retraso porque blogia me estuvo boicoteando mis artículos la semana pasada. Así que retroceded un finde en vuestras mentes)

De un tiempo a esta parte los fines de semana son una caja sorpresas para mí. Basta que me plantee un tiempo de relax y sosiego, para no entrar en casa. 

Este fin de semana prometía ser la celebración de mi cumpleaños, pero el destino nos había desperdigado por distintos parajes, lo cual hacía muy difícil concentrarnos para algo memorable.Un plan alternativo, como visitar la Feria de Abril en Zaragoza, no pintaba del todo mal.

Ahí estaba yo, dispuesta a probar el rebujito, el fino y lo que hiciese falta… y sin saber bailar sevillanas. 

Suerte que nos acompañaba mi amiga Mónica (profesora de sevillanas y de danza del vientre, a la par que profesora de francés) quien anima al más pintao, y tras mucho insistir, me vi aprendiendo los pasos básicos junto al tablao (no me animé a subir a las tablas, donde sólo bailaban los duchos en el tema).Poco a poco se fue formando toda una escuela de bailarinas novatas a nuestro lado, que seguían las instrucciones de Mónica. Al parar entre sevillana y sevillana, una de ellas le abrazó y le dijo: “Eres nuestra ídolo, tía. Es la primera vez que hemos bailado sevillanas!!” 

Acabé la noche tomando ejemplo en trajes de flamenca y planeando las vacaciones estivales, en las que caben como posibilidad las costas españolas (siendo el Sur un destino que va tomando puntos a su favor) y las costas extranjeras (al Caribe, mi amoll).Al año que viene me planto en esta Feria o en la de Sevilla, habiendo aprendido a bailar sevillanas y con un traje de faralaes como Dios manda… ole y ole. 

Y para terminar el finde temático, el Domingo fuimos a ver a Sara Baras al Teatro Principal. Hacía mucho tiempo que no me iba de espectáculo flamenquito… desde los buenos tiempos de Joaquín Cortés. Eso quitando el memorable concierto del Pollito de California.

Ella, en su línea… impresionante. Ella y su trouppe. Yo embobada con lo que da de sí una falda, con su energía y con las manos que tocaban el cajón. 

Salí de allí andaluza total, con unas ganas enormes de comprarme un cajón y un traje de flamenca. Las ganas del cajón se me pasaron al ver que la cajita cuesta unos 275€… lo mismo que un traje de flamenca. Y el vestido siempre lo puedo llevar para trabajar cuando vengan de visita los alemanes, los japoneses o los que sean… que queda muy typical detrás del mostrador del hall.

Eso sí, tendré que comprarlo amarillo con lunares verdes!!  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

niña gusana -

Jejeje... no estaba perdida, es que no me dejaban publicar cada vez que lo intentaba...
A ver si me pongo a sacar cositas del baúl...

Sitos a los tres!!

valencia -

Chica, que alegria volver a saber de ti.

Olivia -

Ele eleeeee! te sientas en el cajón y vestida de faralaes les tocas algo a los japos. Verás como sube la venta del filtro!

anro -

Hasta esta mañana pensé que levitabas tras el transcendental happening de tu cumple...menos mal que no ha sido ha sido y vuelves por tus fueros nada menos que vestida de faralaes...¡quien te viera!...bueno , bueno, lo del cajón lo podemos solventar porque tengo un "medio sobrino político" que lo toca de maravilla y una sobrina preciosísima que baila sevillanas, malagueñas y lo que se proponga con una "grasia qu'no se pue aguantá". Apunta el dato porque esta gente está en Málaga y la feria de agosto es sublime en esos lares. Ya tienes mi recomendación, ¡hala!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres