Blogia
el planetario de la niña gusana

Actualidad de mi mundo

La vuelta al cole

La vuelta al cole

Lo que más odiaba de pequeña eran esos anuncios que emitían hacia finales de Agosto, que nos recordaban el poco tiempo que quedaba para volver al cole.

Niños con caras de satisfacción sólo porque habían sido vestidos en el Corte Inglés o porque tenían un cuaderno y una mochila nuevos. Incomprensible para mí.

Mi estómago sentía cómo se revolvían las pocas ganas de madrugar con las de hacer deberes… ufff!

Esta misma sensación la he tenido este año más que nunca.

La vuelta de vacaciones es dura todos los años, pero este año se me ha hecho muuyyy cuesta arriba.

Llevo una semana ya de adaptación y todavía no tengo mi mente al cien por cien.

Me paso el día pensando en cómo voy a gastar los doce días que me quedan. Muchas posibilidades para pocos días.

Mientras tanto, es entretenido planear las siguientes vacaciones Burla

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Al estilo de Marvig

Al estilo de Marvig

Marvig, illa, me gusta tu estilo para los post. Es muy recurrente cuando tengo muchas y ninguna cosa que contar... cuando mi cabeza está sobrecargada... Como muestra un botón:

1.  Mi vuelta al mercado me ha hecho descubrir las tácticas masculinas en lo que a ligue se refiere y retener frases memorables que preferiría no oír. La de este Sábado: (Situación: Grupo de treinteañeros poco agraciados, acechando en un rincón del bar)  “Lo que hay que hacer es focalizar, fijar un objetivo para toda la noche y atacar”

¿De verdad les funciona?

Creo recordar que ayer leí en el QUÉ! (en un reportaje acerca de cómo y dónde se liga) que las zaragozanas se creían las reinas del universo… (Dicho por algún mozo del lugar).

¿Qué parte es verdad y cuál es mentira?

 

2.  A ver si me viene otra onda creativa, porque estoy en una estado mental catatónico, sumida en la vagancia extrema y rozando un nirvana que se sitúa entre la felicidad y la desidia absoluta… Pero es que cuanto más vagueo más me gusta ¿Cómo se sale de esto?

 

3.  Yo sigo pensando en mi traje de flamenca, descargando videos de sevillanas y buscando algún lugar donde enseñen a bailarlas. Me han dicho que en Sevilla hay tantas costureras que hacen trajes de flamenca que puedes hacerte un traje por 60€!! ¿Igual vale la pena un viaje a Sevilla de propio? El caso es no parar en casa… jejeje

 

4.  Tengo que volver al gym… aunque sólo sea por curiosidad ¿Qué habrá sido de la profe rubia? ¿Se habrá ligado a media plantilla del equipo?

 

5.  Qué ganas de que llegue el veranito, de vacaciones, de sol, de playa… Las niñas en tanguita y esas cosas se las dejo a otros… Hay que buscar destino de vacaciones ya!! ¿Propuestas?

 

6.  IKEA llega a mi ciudad la semana que viene, el día 22… Es el tema estrella. Todos lo esperan como el maná de los dioses.

En plena campaña electoral y con huelgas anunciadas de autobuses. Todo eso, más las obras para la expo puede suponer caos absoluto en Zaragoza.

 

7.  Todo lo que tiene un principio tiene un final… ¿Sí? Se me ocurren un montón de cosas que tengo empezadas y sin acabar.

 

8.  ¿Merece la pena discutir de política? No creo que se solucione nada y no creo que merezca la pena enfadarse con nadie a quien aprecias por puntos de vista enfrentados.

     

 

Sabor canario

Sabor canario

De vuelta de la pequeña escapada fraternal a Gran Canaria, quemadita (muy quemadita) por el sol canario que tanto engaña, vuelvo a mi mostrador de esta ciudad de interior… ciudad de viento y de temperaturas extremas que hoy me recibe con 30 grados de nada… demasiado para un mes de Abril.

 

Y resumiendo mi viaje de toma de contacto con las islas, diré que regreso con ganas de más. Con una sana envidia al ritmo de vida pausado que se respira en la isla y al olor a mar.

 

No visitamos tanto como nos recomendó Anro, porque 4 días de escapada no dan para mucho si descuentas los tiempos de vuelos y esperas eternas en los aeropuertos. Porque eso no cambia… vaya donde vaya algún avión estará retrasado.

Así mismo le pido disculpas desde aquí por no visitarle, pero espero que entienda lo precipitado que fue todo el transcurso del viaje.

 

Aunque sí conocimos la ciudad de Las Palmas y su paisaje de intemporalidad.  Recorrimos Vegueta y Triana. Nos hicimos unas expertas en las líneas de guaguas, sobretodo en la 17 después de cogerla una primera vez en sentido contrario. Nos enamoramos de los contrastes de Maspalomas y nos relajamos en su arena (tanto que volví con la espalda, el escote y la cara como una alemana en sus primeras tomas de sol) (ahora ya estoy en la fase lagarta, mudando la piel).

 

Y a nuestra vuelta nos trajimos un trocito de isla en forma de manjares de la tierra: mojo verde y rojo, chorizo canario y unos dulces a base de claras de huevo llamados tentaciones, que casi me comí antes de llegar a Zaragoza en nuestra larga espera en la T4 de Barajas… Un poquito de sabor canario.

Mariposas en el estómago: otra vez esa sensación

Mariposas en el estómago: otra vez esa sensación

Mariposas, lo que se dice mariposas, no tengo en el estómago… son más bien ranas, sapos y culebras.

Y es que soy de un fino que no se puede aguantar, y virus estomacal que corre, virus estomacal que cojo.

 

¡¡Con lo a gusto que me comería yo ahora una caja de bombones del Jeff de Bruges!!

Claro, todo el día viendo en la tele las monas de pascua gigantes de chocolate, que me he puesto mala sólo de pensarlo.

Y eso que a mí el chocolate es algo que no me priva, que puedo vivir sin él… pero saber que si me lo como me va a sentar como una patada en el estómago hace que me apetezca más. De pequeña ni lo probaba. Y las chucherías tan apenas…

 

¡Cuánto más mayor, más golosa!

Y estos achaques… ¿será la edad? Empieza mi depresión precumpleaños

¡Porque lo digo yo!

¡Porque lo digo yo!

Me imagino los comentarios de Anro cuando empiece a leer esta entrada. No me preguntes por qué escogí esta película, porque yo no lo hice. Es más, ni siquiera había oído hablar de ella.

 

Pero ayer me sugirió mi hermana ir a verla al cine y después de enterarme del argumento de la película, pensé que era una peli muy de Domingo (para no pensar) y perfecta para ir a verla con tu hermana (o con tu madre… que se moría de ganas).

 

Y, aunque la fila 5 en el asiento más ladeado de una gran sala me puso dolor de cuello; y, aunque mi butaca estuviese casi suelta y el de detrás decidiese no parar de mecerme en todo el rato… la película me dejó un gusto más que dulce.

 

Las películas no dejan de ser buenas o malas, pero la predisposición las hace mejores o peores.

Y el verme reflejada en tantas cosas…

Porque, aunque gracias a Dios, mi madre no se comporta como Diane Keaton tiene muchos puntos de madre sobreprotectora y ese especial interés por la vida amorosa de sus hijas.

También veo la obsesión por los lunares… jeje… pero en este caso, de mi hermana Lorelay.

Yo, por mi parte, aunque no ando buscando al hombre de mi vida también me encuentro en ese punto de desamor…

 

Y en el fondo, algo de mí busca al “Johnny” bohemio, que me dibuje corazones en la mano con un lápiz rojo (aunque no sepa tocar la guitarra). Que seguro que a mi madre también le encantaría.

 

¿Fetichismo?

¿Fetichismo?

Por seguir de alguna manera con mis anécdotas recientes os contaré una cosa curiosa que me ocurrió ayer domingo.

Fui a un centro comercial para, aprovechando la explotación de los dependientes que tienen que currar algunos Domingos, saciar mis ansias consumistas.

Si bien no compré demasiado, me dediqué a mirar todas las tendencias en todas las tiendas habidas y por haber. Por otro lado, tenía muy claro la lista de cosas que necesitaba comprar… pero basta que busques algo concreto para que encuentres cualquier cosa menos eso.

Buscaba unos zapatos negros de tacón. Preferiblemente de punta.

Me adentré en el temido mundo de los zapatos… que este año van desde las manoletinas planas planísimas a los zapatos con tacones de 10 o 12 cms, pasando por las sandalias de cuña.

Y allí estaba yo, en ZARA, probándome unos zapatos negros que se asemejaban bastante a lo que andaba buscando. Pero como ya he dicho, los zapatos de tacón este año tienen muuucho tacón, cosa que me encanta pero que no los hace cómodos en absoluto.

Pues eso, que me había calzado un zapato negro con un tacón de 12 cms y lo revisaba exhaustivamente cuando levanto la cabeza y veo una pareja que se dirigía hacia mí. Ella miraba todas las prendas como si fuera sola y él miraba mi zapato con una sonrisa… difícil de describir.

Por un momento pienso que debo verme ridícula haciendo equilibrios sobre un pie, porque mi otro pie lleva una bailarina completamente plana, y me vuelvo a revisar los pies. Al levantar la cabeza veo que continúa con la misma sonrisilla.

En un acto de valentía (por la peligrosidad del acto) o de exhibicionismo, decido calzarme el otro zapato del par. El espejo está a unos 15 metros y no sé si voy a conseguir ponerme frente a él sin hacer el mayor de los ridículos.

Me siento poderosa sobre esos zapatos y camino como si los hubiese llevado toda la vida. De hecho no sería el primer par que me compró con ese tacón, pero no suelo llevarlos.

Observo por el rabillo del ojo al individuo, desde el espejo, y confirmo que todavía sigue mis pasos… o los de mis zapatos.

Creo que no pueden resultar nada atractivos con mis vaqueros viejos y mojados casi hasta la rodilla por la lluvia, pero parece que él los mira como si los llevase con una minifalda…

Por un momento pienso que voy a comprármelos inmediatamente, pero cuando se aleja, con sus brazos llenos de prendas que su pareja le ha ido endosando, vuelvo a sentirme incómoda sobre los stilettos y decido devolverlos a su lugar.

Decididamente, seguiré buscando el par adecuado…

El minuto 91

El minuto 91

Sábado noche. Unos planes que llevaban preparándose dos semanas se quedan en agua de borrajas a última hora.

Pero si se tiene ganas, se sale... aunque lo de sola todavía no me lo planteo...

Un bar, música y dos amigas que me acompañen es suficiente. A su vez una de ellas había quedado con otro grupo de amigas (que venían todas ellas con su respectivo y a las cuales no les hizo demasiado caso, todo sea dicho).

Pues esta chica en cuestión, es muy bailonga. Y ahí estaba ella... bailando todo lo que pusiesen, sin darse cuenta que, a su vez, un hombre de pequeña estatura bailaba detrás de ella con la convicción en la cara de que la tenía en el bote.

Yo no puedo reprimir la risa, porque el individuo tiene una forma muy singular de bailar y sus muecas de John Travolta son graciosísimas.

Ella comienza a esquivarle... o al menos a intentarlo... pero sin gran resultado.

Oigo el comentario de él a un amigo que he acuñado como la frase del fin de semana: "En el minuto 91 aún se puede ganar el partido"

Estoy segura de que ahora sí puede oir mis carcajadas... pero no le importa.

Sigue con sus bailes que forman parte de su ritual de cortejo mientras una amiga de ella nos dice: "A ese lo conozco yo... Trabajaba conmigo (omitiremos el lugar y el cargo) y le echaron porque le metieron en la cárcel por pederasta" "Le llamábamos Tamagotchi"

Imaginad la cara de mi amiga, que había pasado de tomárselo a risa al miedo. Y aún alucinada no para de repetirme: "Mira si está mal la cosa que ahora, además de que te guste el tío tienes que pedirle su CV y sus antecedentes penales"

Desde luego, la fauna nocturna está muy malamente...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Fichando

Fichando

Nunca he sido muy furgolera. Para muestra lee "Likes and dislikes".

El pasado mes de Agosto mi hermana me convenció para apuntarnos al gimnasio del Real Zaragoza, porque en ese mes podíamos beneficiarnos de la matrícula gratuita.

Muchos sabéis el esfuerzo que eso supone para mí, por lo perezosa que soy (por no llamarme a mí misma vaga). Pero, aún sabiendo que muchos meses no iba a amortizar la cuota, me consolaba pensar que estaba contribuyendo a los fichajes del club.

Mi hermana (a quien le van mucho más todos estos rollos que a mí) había estado convenciéndome toda la semana para que fuese con ella, porque lo estaba abandonando. Al final, accedí a asistir a la clase de body combat de hoy.

Al llegar esta tarde a casa, Lorelay me sorprende con que una amiga le ha dicho que quizás no tengamos clase, porque hay un acto, inauguración u otro evento del equipo.

Yo (invadida por una primera sonrisa de descanso) decido llamar antes para no hacer el viaje en balde.

Me atiende al teléfono la voz de la profesora rubia (esa que le tira los tejos a todo hombre que pasa ante sus ojos, cual mantis religiosa) diciéndome: "No, esta tarde a partir de las ocho estamos cerrados. Nos has pillado en pleno ..............."

¿En pleno qué? Déjalo, prefiero no saberlo.

Así, que en estos momentos, el Real Zaragoza está celebrando un fiestorro, un macro-entrenamiento o una orgía con la rubia como protagonista... quién sabe...

Y mientras, pardillas como yo, pagamos sus nóminas (que dudo que se parezcan a la mía) el mantenimiento del campo, de sus instalaciones o de sus retoños.

Si quieren entrenar en el gimnasio, que se mezclen con el resto de los mortales.

Porque muchos de ellos incluso son sus seguidores... aunque no sea mi caso

EL CUENTO MAS CORTO Y MAS BONITO QUE HAS LEIDO EN TU VIDA

EL CUENTO MAS CORTO Y MAS BONITO QUE HAS LEIDO EN TU VIDA

Había una vez una muchacha que le preguntó a un chico si se quería casar con ella.

El chico dijo "no".

Y la muchacha vivió feliz para siempre, sin lavar, cocinar, planchar para nadie, saliendo con sus amigas, tirándose al que le daba la gana, gastando su dinero en sí misma y sin trabajar para ninguno.

                         FIN

PD: El problema es que de chiquitas, no nos contaban estos cuentos!!!

 ¡Y NOS JODIERON CON EL PRINCIPE AZUL!

Mundo Chueca

Mundo Chueca

El pasado fin de semana, un concierto aniversario de los 40 principales me llevó a descubrir nuevos mundos en Madrid.

Aunque ya conocía algo de las noches y los días de Chueca, no dejó de asombrarme.

De día, una encrucijada de tiendas alrededor de la calle Fuencarral... y todas ellas me llamaban:"Ven, ven...". Tentación superada debido a una situación económica no todo lo próspera que quisiera.

Todo el finde estuve reconociendo tiendas que sólo había visto en revistas.

Visita imprescindible al mercado de Fuencarral, antiguo mercado de alimentación convertido hoy en punto de encuentro de jóvenes diseñadores y DJ's. Es más pequeño de lo que imaginaba. Yo tenía un concepto de centro comercial... nada más lejos de eso.

El campamento base de nuestra expedición también se encontraba en plena Fuencarral: Hostal Los Alpes.

Como llegamos de noche se mezclaron muchos sentimientos a priori. Entre Fuencarral y Gran Vía hay calles tomadas a esas horas por las prostitutas. Eso sumado a la ausencia del ascensor en el hostal y tener que subir 5 pisos andando... nos desanimó.

Al mismo tiempo memorizábamos tiendas y hacíamos planning de compras para la mañana. Alguno casi ni durmió pensando en las zapatillas de Carhartt que se iba a comprar.

La noche de Chueca y Fuencarral son no menos sorprendentes.

Chueca, una plaza repleta de gente sentada en las terrazas de los bares. Mayoritariamente hombres, mayoritariamente homosexuales. Sin complejos, sin vergüenza. Exhibir "la pluma" allí es un honor. Y, el que no la tenga, que la invente. El Urano (para los que lo conozcan) se queda corto. Todo en la calle, todo explícito.

Litros de colonia como halos rodeando a cada viadante. Por un lado, ropas carísimas... por el otro, disfraces imposibles.

Como la "albóndiga rebozada" (apodo que le puso Francisco) que nos asaltó en una empinada cuesta para darnos invitaciones para la Boite (una pena no tener foto suya). Ante nuestra cara de interrogación (o de asombro, mejor) nos explicó que se encontraba en la antigua ¿? (otro nombre de discoteca). Y yo sólo pude poner cara de saber de lo que hablaba y decir: "Vale, gracias". No era cuestión de parecer de fuera, sino de integrarse.

Y es que Chueca es un mundo aparte, pero tan atrayente o más que cualquier rincón de Madrid. El barrio está de moda y así lo demuestran tanto el interés por las grandes marcas por encontrar local en la zona como el goteo incesante de famos -os/-illos que vimos en un fin de semana: El portero del Betis (ni idea), el niño ese algo gay de Aída, Geno (de OT), Carlos Ferrando y el capitán de balonmano del Barcelona (NPI).

Me quedé con ganas de más. Necesito un intensivo de Fuencarral y Chueca. Pero cuando ahorre.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gracias Europa

Gracias Europa

No, no voy a hablar de Eurovisión... sería un tema muy recurrente tras la victoria de Lordi representando a Finlandia (ver foto) ante el estupor de los eurofans.

Voy a hablar sobre el FSE (Fondo Social Europeo), que para aquellos que no lo sepan, es el fondo estructural o ayuda económica de la Unión Europea destinada a la formación y el empleo.

Y en mi estado pasado de parada cai en un curso para desempleados subvencionado, como todos los demás por esta entidad.

Aún dudo de la utilidad de mi título de formadora ocupacional (o profesora de esos cursos), pero lo más atractivo del curso fue la posibilidad de colaborar enun proyecto qu econsiste en comparar la educación para adultos del país que eligieras con la del tuyo propio.

Esto conlleva un viaje a Finlandia de una semana ¡¡con todos los gastos pagados!! Ni en el 1,2,3...

En momentos como éste, a un mes de mi viaje al país de la sauna, los Nokia y Kimi Raikonen, me pregunto: ¿Qué habrá pasado con el incierto futuro del FSE?

He perdido la pista, pero sé que en 2007 empieza una nueva etapa en la que las ayudas europeas a España peligraban, y los cursos gratuitos como éste podrían desaparecer...

Una pena... Yo, por mi parte, no dejaré pasar la oportunidad de conocer Finlandia en las vacaciones que todos vosotros y el resto de Europa vais a pagarme. Gracias Europa.

(To be continued)

Bienvenidos a mi mundo

Bienvenidos a mi mundo

Es un mundo pequeño, como yo... pero en el que tienen cabida otros muchos planetas.

No quiero galaxias repletas de gente, pero podéis venir a visitarme cuando queráis.

Compartiremos vivencias, dibujaremos corderos y podrás domesticarme (aunque con paciencia).

¿No sabes de qué te hablo? Si no conoces a "El principito" quizás te cueste entenderme.

Espero tu llegada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres